Ningún niño en San Miguel conocerá el dolor del hambre.

Ese es el objetivo directo de una de las organizaciones no gubernamentales más antiguas y exitosas de San Miguel de Allende. Durante más de tres décadas, Feed the Hungry (FTH) ha evolucionado desde una sola cocina pequeña en la Iglesia Anglicana de San Pablo al punto de poder proporcionar comidas nutritivas y deliciosas a  niños en treinta y siete de las comunidades más pobres de SMA, así como a 500 huérfanos, niños con discapacidades y personas de la tercera edad atendidos por otras siete organizaciones benéficas.

FTH construye y opera cocinas en la escuela primaria en cada una de las aldeas. Cada día escolar, el personal cocina más de 4,000 comidas balanceadas. Debido a que los niños deben estar en la escuela para recibir la comida, la asistencia a las escuelas atendidas aumenta entre un 15 y un 25 por ciento.

FTH obtiene todos los ingredientes requeridos de proveedores locales de confianza, que garantizan la calidad, precios justos y un suministro confiable. Cada semana, la organización distribuye alrededor de cinco toneladas y media de carne, pollo, fruta fresca, verduras, productos lácteos y productos secos.

Las personas participantes son tanto mexicanos como extranjeros. Algunos trabajan en el almacén empacando los ingredientes, mientras que otros llevan estos suministros a las cocinas comunitarias. Las mujeres de cada pueblo cocinan las comidas; algunas  reciben sueldos, mientras que otros cocineros  son voluntarios. Todos reciben capacitación continua en el trabajo relacionado con la preparación de comida, la nutrición y la higiene de la cocina.

FTH también ofrece talleres comunitarios de nutrición familiar y asesoramiento individual para las madres de niños gravemente desnutridos u obesos. La salud y la nutrición de cada niño individual se evalúan semestralmente para identificar mejoras o deficiencias en la salud nutricional.

Este proyecto está en marcha. Gracias a una generosa donación inicial, en 2017 dos cocinas ‘Amistad Angel’ estaban en Los Gónzalez y Puerto de Sosa. Más de 100 estudiantes en cada comunidad ahora reciben almuerzos calientes.

En 2018, los fondos de otro donante de AMISTAD CANADÁ financiaron dos cocinas adicionales.

Las donaciones para Feed the Hungry hechas por otros "ángeles de la amistad" mantienen y expanden los programas en estas cuatro aldeas. Para obtener más información sobre cómo funciona el proyecto, visite la página web de FTH.

Para apoyar este proyecto, haga clic en Cómo donar.

01-Feed

Feed The Hungry construye y opera cocinas en la escuela primaria en cada una de las aldeas. Cada día escolar, el personal cocina más de 4,000 comidas bien balanceadas.